Las personas pasan toda su vida indagando y buscando la felicidad en los placeres y atracciones mundanas. Todos estos son placeres ilusorios que inevitablemente terminan en sufrimiento y desdicha. La felicidad sólo se puede encontrar en la unión con Dios. La verdadera y eterna felicidad sólo se puede obtener al realizar la propia divinidad, que no es más que bienaventuranza y paz.

Sri Madhusudan Sai