Algunas pautas

  • Contribuir al bienestar de la sociedad y mejorar la calidad de vida de las personas, especialmente los más necesitados, los colectivos más perjudicados por las injusticias sociales
  • Desarrollar amor incondicional hacia todos llevando a cabo el servicio desinteresado viendo en el otro al Dios que está en nosotros
  • Vivir nuestras vidas siendo conscientes de la Divinidad que subyace en toda la diversidad que está más allá del género, la religión, la nacionalidad, la clase social, procedencia cultural, étnica.
  • El camino espiritual como la actividad emprendida para tener plena consciencia de uno mismo, de la Divinidad inmanente
  • Promover programas educativos que desarrollen en los niños y jóvenes la visión de los valores universales de: Verdad, Acción correcta, Paz, Amor, No violencia, para establecerlos en una sociedad donde prevalezcan los sentimientos de respeto, tolerancia, igualdad y fraternidad.
  • Prestar especial sentimiento de conservación de la naturaleza y a toda la creación promoviendo acciones y programas encaminados a la protección del medio ambiente y desarrollo sostenible en todos los ámbitos y aspectos de nuestras vidas.
  • Promover hábitos y actividades que nos permitan cuidar nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro espíritu teniendo en cuenta todo aquello que entra por nuestros sentidos dando respuestas a nuestros desequilibrios poniendo en práctica una medicina holística, global, integradora.
  • Crear espacios de encuentros interreligiosos donde los seres humanos puedan encontrar las Grandes Verdades que subyacen en todas las religiones: La Unidad.

Swami dice:

Hay una sola religión, la religión del Amor

Hay un solo lenguaje, el lenguaje del corazón

Hay una sola casta, la casta de la Humanidad

Hay un solo Dios y El es omnipresente