La mejor manera de amar a Dios es amar a todos y servir a todos. Dios está interesado sólo en el amor y en el servicio. No hay mayor práctica espiritual que reconocer la importancia de estas dos prácticas y conducirse de acuerdo a ellas.

Sathya Sai Baba, 01 enero 2004