Pregunta: Swami, soy un joven adulto de Houston y estoy realmente inspirado por todo lo que has dicho. Yo también quiero servirte, Swami, pero tengo problemas de salud graves. He tenido dolor de espalda y muchos otros problemas durante los últimos dieciséis años, veinticuatro horas al día. He visitado a muchos médicos, probado muchos tratamientos y no saben qué es ni cómo tratarlo. Swami, Tu eres el único que sabe la causa y la cura, por lo que pido que por favor derrames Tu gracia sobre mí y me cures de estos problemas de salud para que pueda servirte y no ser una carga para mi familia.

Swami: Sirve – el servicio es lo único que te va a curar de tus problemas. Sirve sin pensar en tus problemas y el servicio te traerá tanto beneficio que tus problemas desaparecerán. Tu solución no está en sanar y servir, sino en servir y sanar.

Da el primer paso y el resto vendrá. Quitando los problemas de tu mente podrás servir. Yo tuve muchos problemas también, pero ¿con quién podría haber hablado de ellos?

Tuve que mantenerlos en Mí mismo – pero en la medida de lo posible, siempre vine, di darshan, hablé con la gente y les consolé. Amándolos y consolándolos me olvidé mis dolores. Tú tienes que experimentar ese estado en el que, a través del servicio, la mente se eleva tanto, más allá de tu yo individual, que todos los dolores desaparecen -y desaparecerán. Los médicos no pueden identificarlo porque no es una dolencia física. Es en otro nivel, es metafísica, y la única solución es la armonía; cuando todos tus pensamientos, palabras y acciones estén en unidad, la paz interior resultante hará que todo el dolor desaparezca.

Si estás de pie y mantienes una postura recta, podrás mantenerte de pie durante largos períodos de tiempo sin ningún problema – pero, si tu cabeza se dobla hacia un lado, tu abdomen hacia otro, las piernas hacia otro y los pies están torcidos, no podrás permanecer de pie mucho tiempo y estar de pie te causará dolor.

De la misma manera, cuando el pensamiento, la palabra y la acción están alineados, no habrá dolor. Solo deberías decir lo que piensas y hacer lo que dices. No te sientas presionado por las circunstancias, las personas o la sociedad –piensa y actúa de acuerdo a tu propia opinión, tu propio sentir. Una vez que te alinees a ti mismo de esta manera, todos los problemas desaparecerán. La solución no está en la medicina física ni nada parecido; en realidad es tu estado mental.

 

En la divina presencia en California el 20 de junio de 2016
Nota: Esta es una traducción provisonal realizada por devotos voluntarios como servicio de difusión.
Las traducciones oficiales son efectuadas a su debido tiempo por la editorial Premamruta Prakashana, de Muddenahalli